Acuicultura

Mujeres en la acuicultura: Alexsandra Caseiro

¿Puede describir brevemente su carrera en la acuicultura?

Luego de culminar mi maestría, pasé casi 20 años en cargos gerenciales en empresas del sector de nutrición animal, como Nutron Alimentos, Provimi Latinoamérica, Cargill Animal Nutrition (CAN), Cargill Feed & Nutrition (CFN) y Cargill Aqua Nutrition ( CQN).

Hace tres años, decidí embarcarme en una carrera en solitario como asesor estratégico en AquaConcept. Lo vi como una oportunidad para utilizar mis habilidades técnicas, junto con la experiencia de campo y estrategia, para ayudar a las empresas que desean ingresar al sector de la acuicultura, así como a los acuicultores que buscan mejorar el rendimiento de su producción.

¿Qué le atrajo de la acuicultura en primer lugar?

Comencé la acuicultura cuando aún estaba en la universidad, centrándome en la evaluación de la calidad del agua en la producción de tilapia en jaulas. ¡Fue amor a primera vista! Estaba entrando en un campo completamente nuevo de producción animal, con una fuerte demanda de información y profesionales.

En la acuicultura, identifiqué la oportunidad de trabajar con algo que podría representar el futuro de la producción de alimentos en el mundo. Dado el potencial para expandir la producción ganadera tanto en agua dulce como salada, el cielo es el límite.

¿Puede presentarnos brevemente AquaConcept?

AquaConcept es una empresa de consultoría que ayuda a sus clientes a ajustar o reorientar su estrategia comercial de acuicultura.

Para llevar a cabo este trabajo, contamos con un equipo de socios que nos permiten ofrecer servicios multidisciplinarios (nutrición aplicada, producción de alimentos, aseguramiento de la calidad, suministro de ingredientes estratégicos, proyectos de innovación y estrategia).

El objetivo es ayudar a nuestros clientes a pensar de manera diferente sobre la forma en que manejan su negocio, para comprender cómo y qué pueden mejorar. Nos esforzamos por ser más eficientes en el uso de los recursos, para diferenciarnos de los demás jugadores en el mercado de la acuicultura y reduciendo los costos de producción, implementando medidas sostenibles a largo plazo.

¿Y puede dar una descripción general del tipo de clientes con los que trabaja?

Principalmente para empresas del sector de la nutrición animal (piensos, premezclas y aditivos), así como para acuicultores que deseen implantar sistemas productivos integrados.

¿De qué logro relacionado con el trabajo se siente más orgulloso?

Estoy muy orgulloso de un trabajo reciente donde realizamos un diagnóstico a profundidad de los procesos internos de una empresa latinoamericana de nutrición de camarones, de manera completamente virtual.

El cliente se puso en contacto con nosotros para entender cómo podía mejorar la rentabilidad de su negocio, que se vio muy afectado por el Covid en 2020. El resultado fue un mapa completo de oportunidades de captura de valor comercial, combinado con recomendaciones para ayudar a mejorar con éxito la rentabilidad de la empresa.

Fue un trabajo complejo, lleno de variables, que requirió de mucha dedicación y creatividad de nuestro equipo de trabajo, pero logramos resolver la necesidad del cliente y aprendimos mucho de esta nueva experiencia.

¿Cómo es un día típico en su puesto actual?

Mi rutina de trabajo se divide entre actividades como la prospección de nuevos clientes, el seguimiento de la agenda y la entrega de proyectos con socios, la preparación de misiones técnicas y estratégicas, reuniones con clientes y el desarrollo de material para publicar en las redes sociales.

¿Ha encontrado algún desafío relacionado con el género en el sector?

Sí, personalmente me he encontrado con muchos desafíos relacionados con el género. Empecé cuando había pocas mujeres trabajando en el sector y el ambiente era demasiado masculino, mientras que el reconocimiento de las mujeres profesionales era limitado.

Como siempre tuve mucho contacto con la gente del campo y viajaba para visitar clientes, tuve que aprender a vivir con esta situación. Sin embargo, este desafío fue una gran motivación para mí para crecer profesional y emocionalmente y mejorar aún más técnicamente.

Los problemas de género ahora son menos extremos que hace 25 años, y estoy muy orgullosa de ver a mujeres emprendedoras ejecutando proyectos acuícolas.

¿Hay alguna persona u organización que haya encontrado particularmente inspiradora?

En 2017, tuve la oportunidad de visitar Marinasol, una camaronera superintensiva en Perú que forma parte del grupo Camposol, y noté que la mayoría de los trabajadores eran mujeres.

Luego investigué y supe que la empresa formaba parte del programa nacional Yachay, coordinado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en el que se ofrecía trabajo a las madres con la condición de que sus hijos estudiaran en la escuela.

Camposol sigue empleando a muchas mujeres. Según su informe de sostenibilidad de 2020, el porcentaje de mujeres trabajadoras ha alcanzado el 47%, con hasta un 30% de los puestos de supervisión y dirección ocupados por mujeres.

¿Qué consejo le daría a las mujeres que están considerando iniciar su propio negocio de acuicultura?

El primer gran paso es hacer algo que te apasione.

Después de haber definido la actividad a desarrollar o el producto que desea producir, le sugiero que comience con la elaboración del plan de negocios. Te aconsejo que desarrolles CANVAS, algo sencillo y práctico.

En este ejercicio, desarrollará la propuesta de valor de su empresa, definirá los segmentos que desea atender, cómo se relacionará con sus clientes y a través de qué canales, las principales actividades que debe realizar, los recursos y las alianzas clave. Una vez hecho esto, llega el momento de su plan de acción comercial y presupuesto (fuentes de ingresos y estructura de costos).

Busca entender a fondo las necesidades de tus clientes y conocer a tus competidores, para así diferenciarte. Tenga en cuenta que repensar el negocio es una tarea permanente e imprescindible para estar al día con las necesidades de los clientes y la realidad de los mercados.

¿Cuál es la experiencia más inusual que ha tenido en la acuicultura?

Sucedió en mi primer viaje a Ghana. Acababa de adquirir un nuevo cliente de alimento para tilapia. Todo era muy nuevo y tenía mucha curiosidad por lo que iba a ver.

Empecé visitando el área de producción de alevines y luego cultivándolos en jaulas de gran volumen. Me impresionó mucho todo lo que vi. Luego fui a visitar el área de procesamiento de pescado y me sorprendió la cantidad de mujeres que había allí. Estaban muy organizados y de buen humor. Algunos llevaban cuencos gigantes llenos de pescado eviscerado y otros separaban la grasa visceral en recipientes para poder utilizarla para cocinar en casa.

Fue una sorpresa para mí, pero una realización importante y me alegró ver que habían encontrado una manera de utilizar este desecho.

Si pudieras resolver un problema en la acuicultura, ¿cuál sería?

Me gustaría ayudar a los productores de camarón y pescado con herramientas de apoyo a la toma de decisiones para administrar el riesgo en su negocio, con el objetivo de lograr un rendimiento de producción más consistente y resultados financieros más consistentes.

¿Qué te gustaría estar haciendo en 10 años?

Sigue trabajando como consultor comercial en acuicultura latinoamericana, pero con actividad ampliada. Mi gran ambición es apoyar a los agricultores en la planificación, la profesionalización y la rentabilidad.

¿Cómo cree que debería evolucionar la acuicultura en Brasil para alcanzar su máximo potencial?

Además de los desafíos inherentes a la agricultura, los productores deben administrar la burocracia y los costos. Creo que la organización de los diferentes sectores debe hacerse para lograr objetivos comunes de la industria y mejorar el pensamiento estratégico. Creo que es necesario planificar y actuar con eficacia.

About the author

godeepersportfishing

Leave a Comment