Arrastramiento

Legisladores costarricenses hunden proyecto de pesca de arrastre:

La mayoría de los legisladores respaldaron esta semana el veto del presidente Carlos Alvarado a un controvertido proyecto de ley que habría permitido la pesca de arrastre en aguas costarricenses.

“Una gran mayoría de la Asamblea Legislativa de Costa Rica apoyó el veto que yo opuse el 30 de octubre de 2020 a la ley de pesca de arrastre”, compartió el presidente Alvarado en redes sociales.

La votación para anular el veto fracasó con solo 12 votos a favor y 31 en contra. Catorce diputados se abstuvieron.

“Aplaudo la sabiduría de los diputados”, dijo Alvarado. “La pesca de arrastre es insostenible y perjudica a nuestros pescadores artesanales, la pesca deportiva y el turismo. Esta decisión está a favor de la tradición costarricense de protección ambiental.

El proyecto de ley, que había sido aprobado en dos debates por la misma legislatura, fue criticado por científicos, conservacionistas y pescadores artesanales, entre otros, que temían la destrucción de la vida marina.

“Costa Rica representa para muchos un faro de esperanza para la paz, el medio ambiente, el cambio climático, la salud, los derechos humanos y la democracia”, dijo el presidente Alvarado cuando vetó el proyecto de ley el año pasado.

“El análisis que hemos hecho revela que no hay suficientes estudios científicos que respalden la sustentabilidad de la pesca de arrastre camaronera. … Cualquier decisión que tomemos para aprovechar nuestros recursos naturales debe estar basada en la ciencia.

El veto podría haber sido anulado por una mayoría calificada de dos tercios en la Asamblea Legislativa.

La pesca de arrastre “genera mayor presión sobre ecosistemas y recursos que ya están sobreexplotados”, señala un comunicado del Ministerio de Medio Ambiente.

La legislación habría encomendado al Instituto de Pesca estatal de Costa Rica determinar cómo utilizar las redes de arrastre para capturar camarones sin afectar la sostenibilidad de los océanos.

Pero el método de pesca ha sido rotundamente condenado por ambientalistas y académicos, incluida la Escuela de Biología y el Centro de Investigaciones en Ciencias Marinas (Cimar), ambos de la Universidad de Costa Rica.

Esta última institución advirtió en un estudio que la pesca de arrastre “no es selectiva” y captura otras especies en la red. Señalaron que el uso de redes mata aves marinas, tiburones y tortugas, entre otras especies.

La práctica también perjudica a los pescadores artesanales, señaló Cimar; La Federación Costarricense de Pesca (FECOP), una organización sin fines de lucro que representa a las asociaciones de pesca deportiva, calificó de “muy decepcionante” la aprobación del proyecto de ley en la Asamblea Legislativa.

“No se justifican los daños ambientales generalizados e ilimitados que produce la actividad y su impacto en otros sectores productivos del país, de los que dependen miles de personas”, dijo Cimar.

El diputado evangélico Melvin Núñez, del opositor Partido Restauración Nacional, defendió la pesca de arrastre argumentando que podría generar unos 3.000 empleos en las zonas costeras, que tienen los índices de pobreza más altos del país y han sido duramente golpeadas por la pandemia del coronavirus.

“A las comunidades costeras les reafirmo nuestro compromiso de salir de esta [unemployment] crisis”, dijo el presidente Alvarado el viernes.

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica suspendió el otorgamiento de licencias de arrastre en 2013.

About the author

godeepersportfishing

Leave a Comment